Tests-Gratis.com

 

 
 

EL TEST DEL ÁRBOL

 

 
 

El primer autor que intentó valorar la personalidad a través del dibujo de un árbol fué el suizo Emile Jucker, hacia 1928, quien utilizaba un método empírico e intuitivo.

Más tarde, en 1934, Hurlock y Thomson estudiaron la evolución de la personalidad de niños entre 4 y 8 años a través de sus dibujos, observando cómo la riqueza de detalles de éstos aumentaban con la edad y la capacidad intelectual.

En ese mismo año, Schliebe también utilizó el dibujo de los árboles para estudiar la personalidad. Llegó a tener más de 4500 dibujos de sujetos entre 4 y 18 años, a los que hacía dibujar un árbol y luego sucesivamente un árbol "muerto, helado, feliz, asustado, triste y moribundo".

En 1947, Buck, discípulo de Goodenough, perfeccionó el H-T-P (House-Tree-Person Test, ó Test de la casa-arbol-persona), como test tanto de inteligencia como de personalidad.

 

Pero fué Charles Koch, en 1957, en su obra "Le test de l'arbre" el que decidió utilizar este instrumento de manera más objetiva, no tan intuitivamente como hasta entonces.

Koch llega a establecer algunas normas de medición, para lo que recomienda inscribir el árbol en un recuadro en el que no entren las raíces, y dibujar una cruz vertical que se corte en la mitad del tronco, dónde éste se junta con la copa. Luego, trazar con líneas discontinuas cuatro diagonales que unan los cuatro vértices del recuadro. Es así como es posible recurrir al análisis cualitativo y a la medición, pudiéndose establecer los porcentajes entre la altura del tronco y la de la copa, o medir el ancho de ésta, o la relación entre su anchura y su altura, o la dirección de las ramas y hojas en relación con la vertical y la horizontal.

Método de Valoración de Karl Koch

 

Método de Valoración de Renée Stora